Logo-blanco1

Psicología para dialogar con tu miedo

¿Esto te parece una chaladura? Bueno, sólo te diré una cosa: el miedo puede que te esté haciendo la vida más difícil pero tiene una razón de ser y si no escuchas lo que te está contando nunca dejará de «protegerte». Para saber más pulsa abajo.

¿Son más felices los psicólogos que el resto de los mortales?

El manifiesto de una psicóloga que ha sufrido ansiedad... y la ha superado.

Si has llegado hasta aquí lo mismo tienes un montón de emociones desagradables o estás todo el día con el runrún de tu cabeza, rumiando cual vaca pensamientos chungos o sientes que la vida va 1 km por delante de ti…

O igual no te sientes satisfecho ni pleno, notas que «te falta algo», pero no sabes qué, ni cómo, ni si existe y eres de las personas que se machacan una y otra vez con el mantra de «pero si lo tengo todo, ¿por qué no puedo ser feliz?»

Lo mismo has llegado a la terrible (y generalizada) conclusión, de que existe algo así como un «defecto de fábrica» en ti, que te incapacita para ser feliz. Al fin y al cabo, al resto de gente parece que le va bastante bien ¿no?

Verás, a la evolución (a tu cerebro) no le interesa que seas feliz.

Lo que le interesa a tu cerebro, al tuyo y al de todos, es que sobrevivas. Nuestro cerebro está «programado» para focalizarse en lo negativo, viene en el pack de homosapiens. Rick Hanson, autor de «el cerebro de Buda», decía:

«El cerebro es como velcro para las experiencias negativas y teflón para las positivas»

De modo que lo «malo» se nos queda pegado y lo «bueno» nos resbala.

Esto es lo que nos ocurre en automático.

A ti, a mí y a todos los psicólogos. 

También a Rick Hanson.

¿Significa eso que estás condenado a vivir con el miedo paralizante, con la ansiedad desorbitada, con la bola en el pecho o con el nudo en la garganta?

¿Que no se puede conseguir vivir una vida plena, satisfactoria, con propósito?

En absoluto.

Esto significa que ser feliz requiere un esfuerzo, requiere que conozcas un poco del funcionamiento de la mente para que puedas evitar que «te sabotee».

Yo sé algo de esto: te lo cuento si te suscribes.

Suscríbete aquí

Mando emails con píldoras de psicología, para que pruebes algo diferente hoy. Puede que te sirvan, puede que no. Es gratis. Si no te gusta, te aburre o no te resulta útil te das de baja en un click. 

Si te suscribes, además de los emails, recibes la guía: sí o sí. Si aun no estás convencido, abajo te cuento más, lo mismo te interesa. 

Responsable: Beatriz De Ureta Agüera Finalidad: Gestionar y enviar información a través de correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos se guardan en MailChimp, que cumple con el RGPD. Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.

¿Puede cambiar la gente?

Mira, una parte de tu cerebro es como si llevara puestas las gafas de cerca. Esa parte de tu cerebro es muy primitiva y le da igual lo que pase el día de mañana, no le preocupa en absoluto.

Le preocupa cómo estés hoy, ahora.

Como las emociones son una curva, cuando estás en el punto álgido de la emoción sientes que tienes que buscar inminentemente una solución que te haga sentir bien de inmediato y como Internet está ahí, a un click, mucha gente acaba leyendo cosas como:

Esto proporciona un alivio inmediato, sólo el hecho de leer, sin practicar nada, «desconecta» tu cerebro de la bola en el pecho, el nudo en la garganta, el agobio, las ganas de llorar o de salir corriendo… y te conecta con la solución, con la perspectiva de que puedes superar tu sufrimiento, de que puedes «quitarte» de un plumazo las preocupaciones, los pensamientos negativos, las inseguridades, los nervios, las obsesiones…

¿Qué ocurre?

Pues seguro que ya te lo imaginas, que esto sólo es una «fuga» más de tu cerebro, como comerte una bolsa de patatas fritas, irte de compras, tomarte una cerveza o ver Netflix. 

A corto plazo disminuye tu ansiedad, te sientes un poco mejor y ves la luz al final del túnel, pero a largo plazo tus problemas siguen igual o peor.

Volviendo a la curva emocional, con el simple paso del tiempo empiezas a descender por ella (hagas o no hagas nada).

Seguro que esto ya lo sabes; por muy mal que te encuentres ahora no estarás «muy mal todo el rato», quizás si de verdad estás en el hoyo fluctúes entre estar «muy muy mal», estar «muy mal» y estar «mal». Tu sistema nervioso te dará respiros, créeme, no te tienes que preocupar por eso.

El problema es, que cuando desciendes por la curva «el compromiso» con el cambio, también desciende. Es la razón de que la gente vaya mucho menos al psicólogo un viernes o en verano: porque tenemos los amigos, las cañitas, la playita y el bienestar inmediato. 

Así que te diré una cosa, la necesidad de mejorar tu vida, por lo general, no es algo que vaya a convertirse en urgente (durante mucho rato). Como además lleva tiempo, mantener el compromiso va a ser difícil. Porque habrá momentos en los que te encuentres genial y pienses que venir al psicólogo para qué.

Yo no digo que no puedas superar la ansiedad o cualquier otro problema que te traiga de cabeza por tu cuenta y riesgo. 

Ni siquiera digo que en Internet no puedas encontrar buenas herramientas o ideas. 

Sólo digo que es improbable, por no decir imposible, que si llevas años cargando con un problema (o con una bomba de relojería a punto de estallar) vayas a encontrar la solución en un post que te cuesta leer 10 minutos.

¡Ojo! Entiendo perfectamente que lo hagas, a todos nos pasa, calma nuestra angustia pensar que tenemos una solución ahí: fácil, rápida, sencilla. Al cerebro le cuesta mucho invertir energía en cambiar, quiere un camino simple y cómodo y te engañará para que pienses que existe.

Pero el cambio real, el que es a largo plazo, el que hará que digas definitivamente «adiós» a tus problemas de siempre, está reservado a los que miran más lejos.

A ponerte las gafas de lejos te enseño si te suscribes.

Suscríbete aquí

Mando emails con píldoras de psicología, para que pruebes algo diferente hoy. Puede que te sirvan, puede que no. Es gratis. Si no te gusta, te aburre o no te resulta útil te das de baja en un click.  

Si te suscribes, además de los emails, recibes la guía: sí o sí. Si quieres saber de qué va es abajo. 

Responsable: Beatriz De Ureta Agüera Finalidad: Gestionar y enviar información a través de correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos se guardan en MailChimp, que cumple con el RGPD. Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.

¿Estarías dispuesto a dialogar con tu miedo?

Esto te lo pregunto porque a los que se suscriben les regalo una guía que se llama: «comprende tu miedo», en la que aprenden:

Otra cosa… En este ebook encontrarás una técnica que te vendrá genial si sufres ataques de pánico (o cualquier otro estado emocional que sientas que te desborda). 

No es una píldora milagrosa que te los vaya a extirpar en 5 minutos, tampoco es una técnica misteriosa y desconocida que nadie conozca y que yo te vaya a revelar gratis aquí porque soy así de maja, pero la experiencia me dice que no mucha gente la sabe y que es muy útil.

Si te interesa es aquí abajo:

Guía «comprende tu miedo»

Miedos, ansiedad, tristeza, apatía, parálisis, falta de dirección o propósito...

Si estás aquí, es probable que esto te suene.

¿Puedes resolverlo con la sencilla guía que yo te ofrezco?

NO

Lo siento. Ojalá la leyeras y mañana fueras una persona renovada con la vida resuelta.

Si yo pudiera escribir algo de ese calibre, en vez de estar contándote este rollo, estaría forrada y viviría en las Bahamas.

¿Qué puedes obtener entonces de la guía?

En mi opinión, algo mucho más importante: cambiar tu mentalidad.

Lo que te ofrezco con la guía es la oportunidad de dar un paso en otra dirección. De cambiar tu visión y perspectiva para hacer algo diferente HOY.

Del resto de pasos ya iremos hablando si te suscribes.

En todos los emails te ofreceré empezar un proceso de psicoterapia conmigo. Si quieres empezarlo bien, sino también; seguirás recibiendo los emails y si te cansas o no te gusta te das de baja en un click. 

Responsable: Beatriz De Ureta Agüera Finalidad: Gestionar y enviar información a través de correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos se guardan en MailChimp, que cumple con el RGPD. Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.

Guía comprende tu Miedo

Responsable: Beatriz De Ureta Agüera Finalidad: Gestionar y enviar información a través de correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios:  Tus datos se guardan en MailChimp, que cumple con el RGPD. Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad